Ecuador: un ataque contra la sede de la Fiscalía rememora las protestas de 2019

Ecuador: un ataque contra la sede de la Fiscalía rememora las protestas de 2019

Preguntas con Respuestas Alta tensión en Ecuador: ¿Tomarán Quito los indígenas? ¿Qué exigen en esta ocasión? Ecuador Máxima presión contra el presidente Lasso

«El edificio de la planta central de las instituciones se encuentra bajo ataque, pese a que la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas han intentado evitar que ocurran nuevos hechos». La propia Fiscalía ecuatoriana advirtió al país que grupos violentos embistieron contra su sede, tal y como ya ocurriera en 2019 con la Contraloría. En esta ocasión, los desconocidos «sustrajeron documentación que luego fue incinerada en la vía pública», además de lanzar objetos contundentes contra los ventanales y de una toma parcial de sus instituciones, durante la cual también se produjo un saqueo.

Este segundo ataque pudo ser finalmente neutralizado. Previamente los fiscales pusieron a buen recaudo la «información sensible de los casos que lleva adelante». Los dirigentes de las Confederaciones de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) se han desmarcado de estos ataques: «Dejamos en claro que los autores de estos graves hechos no forman parte de las delegaciones del movimiento indígena que han llegado a la capital en protesta legítima».

Los atacantes, enmascarados o con capuchas, repiten el mismo modus operandi que en 2019, cuando grupos que actuaban como comandos se desgajaban de las marchas indígenas para atacar la sede de la Contraloría y quemar sus instalaciones, en especial aquellas que resguardaban las pruebas de la causa del Caso Sobornos. Los incendios que se provocaron entonces no evitaron que el ex presidente Rafael Correa fuera juzgado y condenado a ocho años de cárcel por corrupción. Correa, asesor de Nicolás Maduro y antigua estrella de la televisión de Vladimir Putin, permanece hoy prófugo de la justicia.

Vinicio Alvarado, otro de los condenados, ha ejercido durante meses como el principal estratega electoral del ya presidente electo, Gustavo Petro, en Colombia.

«En 2019 quemaron la Contraloría; ahora quieren destruir la Fiscalía. La narcopolítica quiere el poder para cubrir sus delitos«, denunció el analista Martín Pallares.

Miles de indígenas se han hecho fuertes en el interior de Quito tras 11 jornadas de Paro Nacional, marcado por la violencia y por un diálogo que no acaba de arrancar por las dudas de Leonardo Iza, líder de la Conaie. El presidente Guillermo Lasso, que dio positivo por Covid, sí se ha mostrado dispuesto a participar en las negociaciones propuestas por la sociedad civil.

Grupos de ciudadanos quiteños se pronunciaron en contra de la toma con una cacerolada nocturna y con pequeñas concentraciones, a las que acudieron vestidos de blanco. Uno de los convocantes es el alcalde capitalino, Santiago Guarderas, quien también ha advertido que están presentando denuncias a diario ante la Fiscalía ante el avance de la destrucción y desmanes en contra de la ciudad.

«La respuesta abrumadora me compromete a seguir luchando por el diálogo, la paz y la democracia», reaccionó Guarderas tras la cacerolada.

Deja una respuesta