Tensión en el estrecho de Formosa: Pekín envía 29 aviones de combate a la zona de defensa aérea de Taiwan

Tensión en el estrecho de Formosa: Pekín envía 29 aviones de combate a la zona de defensa aérea de Taiwan

«El último ejercicio a gran escala del Ejército Popular de Liberación muestra que la amenaza militar autoritaria de China es más grave que nunca. Pero no hay forma de que Taiwan ceda y entregue su soberanía y democracia al gran matón». Así respondió por Twitter el Ministerio de Exteriores de Taiwan después de que 29 aviones de combate chinos sobrevolaran el martes por la noche la zona de defensa aérea de la isla autónoma que Pekín considera una provincia separatista.

La última incursión china incluyó 17 cazas y seis bombarderos H-6, que volaron al noreste de las islas Pratas, controladas por Taiwan, en medio de las disputadas aguas del Mar del Sur de China. Los aviones también pasaron cerca del canal de Bashi, que separa Taiwan de Filipinas.

Además del mensaje por Twitter, desde la isla enviaron a sus aviones de combate como advertencia a los cazas chinos y desplegaron los sistemas de misiles. Esa es la reacción estándar cada vez que se produce alguna incursión en la zona de defensa aérea (ADIZ) taiwanesa, que también cubre partes del continente de China, pero las autoridades de la isla no informan de las incursiones hasta que los aviones han cruzado su lado de la línea media de 180 kilómetros que separa ambos territorios.

Mientras el foco bélico internacional sigue concentrado en la guerra en Ucrania, la tensión continúa aumentando en el estrecho de Formosa. Pekín hizo hace unos días una gran demostración de su potencial militar al presentar al mundo su tercer portaaviones Tipo 003, bautizado como Fujian, el primero de fabricación casera, que cuenta tecnología avanzada de lanzamiento de aviones similar al de sus homólogos estadounidenses.

La Armada del Ejército Popular de Liberación tiene como objetivo tener seis portaaviones para 2035, en comparación con la flota de 11 embarcaciones de la Armada de EEUU. Dos días después de presentar el nuevo buque de guerra, China también realizó prueba de misiles antibalísticos.

La nueva incursión cerca de Taiwan, algo habitual prácticamente cada semana, es la tercera más grande de este año. A finales de mayo, una semana después de que el presidente Joe Biden dijera abiertamente por primera vez que Estados Unidos defenderá a Taiwan en caso de una invasión por parte de China, Pekín sacó a pasear 30 aviones de combate. En 2021 hubo un récord de 969 incursiones, más del doble de las 380 de 2020. Este año la cifra ya ronda las 500.

China continental y Taiwan se separaron en 1949 al final de la guerra civil, cuando el Kuomintang fue derrotado por las tropas del Partido Comunista y huyó a Taipei. El Gobierno de Pekín, desde la época de Mao Zedong hasta la actual con Xi Jinping a los mandos, siempre ha considerado a la isla como parte de China y nunca ha descartado el uso de la fuerza para la reunificación.

Así lo manifestó hace un par de semanas Wei Fenghe, ministro de Exteriores de China. «Pekín no dudará en comenzar una guerra sin importar el costo si Taiwan declara su independencia», dijo en una reunión con su homólogo estadounidense, Lloyd Austin, en el marco de una cumbre de seguridad regional celebrada en Singapur.

Wei advirtió que Pekín «destrozaría en pedazos cualquier complot de independencia de Taiwan«. Y Austin dijo que la segunda potencia mundial se estaba volviendo «más coercitiva» en sus reclamos territoriales y que Washington está comprometido a ayudar a sus aliados en el Indo-Pacífico a defenderse.

La última incursión de aviones chinos se produce en la semana en la que Taiwan está negociando con Washington, su principal patrocinador internacional y mayor proveedor de armas, la compra de nuevo armamento. A principios de junio, Estados Unidos firmó el cuarto acuerdo de armas con el Gobierno taiwanés -por valor de 120 millones de dólares- desde que Joe Biden está en la Casa Blanca.

«Este acuerdo solo dañará aún más los intereses de los compatriotas de Taiwan y los empujará al fuego», soltó uno de los voceros del Ministerio de Exteriores chino tras hacerse público ese nuevo acuerdo de armas. La isla con una joven democracia cada vez toma más protagonismo como el principal punto de conflicto en la nueva Guerra Fría entre EEUU y China.

Deja una respuesta